Tiendas de ropa

scottevest-ropa-ipod-1

Las tiendas, sobre todo las pequeñas, necesitan reinventarse si no quieren terminar cerrando. Con la llegada de los grandes centros comerciales y las grandes cadenas, las tiendas de ropa, por ejemplo, no se puede limitar a vender más que zapatos, ropa y complementos. Por eso algunos pequeños negocios han optado por ofrecer servicios que las grandes cadenas de moda no ofrecen, como asesoramiento personalizado, convenios con otros comercios de los alrededores y hasta la creación de una tienda online desde la cual se pueden adquirir sus productos sin necesidad de ir a la tienda ampliando además el número de clientes potenciales que se puede conseguir mediante esta técnica de venta.

Los comercios de barrio, sobre todo las tiendas de ropa, están perdiendo un número cada vez mayor de clientes sobre todo debido a que la gente cuando va a comprar este tipo de productos, más que zapatos o complementos busca una experiencia completa de ocio. Por eso se acercan a los centros comerciales, en los que no sólo hay tiendas sino también establecimientos de alimentación como restaurantes y cafeterías.

Una idea interesante para una pequeña tienda de ropa sería la de poner una pequeña barra en la que ofrecer un café o un refrigerio a sus clientes.