Los zapatos adecuados para una boda

Los zapatos adecuados para una boda

zapatos-novia_ManoloBlahnik_03

Una boda siempre es un evento importante y esperado, no solo por los novios sino también por los que son invitados. Los novios porque es el día en que unirán sus vidas para siempre, y además lo más esperado es conocer cómo es el vestido de la novia, que como tradición debe ser un secreto hasta el día de la boda. Pero para los invitados también es un día especial, ya que no solo se casa su familiar o amigo querido sino que es un día para lucir modelito, porque seamos sinceros, aunque sea el día de los novios a todos nos gusta lucir elegantes y guapos en estos eventos, y por supuesto llamar la atención y ser la envidia de las cotillas.

Las bodas están llenas de reglas y tradiciones, para decirlo sencillamente hay que seguir un protocolo casi para todo. Dependiendo del tema que elijamos para boda, los colores que elijamos, la estación del año que sea, si es de día o de noche…, hay que tomarlo todo en cuenta.

Al igual que al elegir que ponernos debemos seguir unas reglas, lo mismo decimos de los complementos, y entre éstos el más importante son los zapatos.

Cosas que debemos tener en cuenta con los zapatos, por ejemplo si estamos entre elegir plateado o dorado, tenemos que saber que el tono plateado es para el día y el dorado para la noche igual que un vestido de cocktail es para el día y un vestido largo para la noche.

Otra cosa es el material del que serán nuestros zapatos, podemos encontrar una infinidad de materiales que quedarán espectaculares como es el encaje, son preciosos. También queda muy bien que los zapatos lleven strass o algo de brillo con lentejuelas, y en cuanto al tacón eso dependerá si queremos algo más cómodo o queremos sufrir toda la boda por estar espectaculares, hay zapatos con un tacón cómodo que no tienen porque ser feos y sientan muy bien.

Y por último, lo que se lleva es no ser soso con el típico zapato negro, que nunca está de más tener unos en el armario, siempre vienen bien, pero se lleva el ser arriesgado sobre todo con los colores, así que en la próxima boda a la que estéis invitados ¿por qué no arriesgarse? Eso sí, intentando no eclipsar a los novios, que es su día.

Sin Comentarios

Deja tu comentario