Vuelven las bailarinas de Audrey Hepburn

Vuelven las bailarinas de Audrey Hepburn

bailarinas audrey ferragamo

Audrey Hepburn es uno de los iconos del cine y de la moda. Su delgada figura y frágil y sus rasgos grandes pero sencillos le daban una elegancia única que la hicieron inspiración y modelo de grandes diseñadores de moda como Givenchy. También sus pies tuvieron zapatos pensados para ella: las bailarinas creadas por Salvatore Ferragamo, quien ha decidido traerlas de vuelta a escena para la mujer del siglo XXI. ¿Quieres llevar tu también unas bonitas ballerina shoes?

bailarina ferragamo navy

 

Las bailarinas de Audrey estaban hechas en ante con la punta redondeada. Datan de 1952 y a su vez se basan en el calzado de los indios americanos, cuya suela se adapta al pie y sube hasta el talón. Un zapato que consigue aunar comodidad con elegancia y femineidad. El modelo de Ferragamo, además se caracteriza por la forma redondeada de la puntera pero una abertura en pico que hace que se vean casi en inicio de los dedos de los pies y una hebilla muy fina, normalmente en cuero o napa, para decorar. A diferencia de otras manoletinas de este tipo, llevan un pequeñísimo taconcito, lo que favorece el confort del pie y mejora la postura.

La actualización de estas ballerinas de Ferragamo, viene acompañada de una campaña de publicidad llena de mensajes positivos como ‘Sonríe y el mundo hará lo mismo’, ‘Nunca se es demasiado mayor para jugar’, ‘Escucha siempre tus pensamientos felices’

La nueva colección es muy jovial y perfecta para la primavera verano gracia a sus colores pasteles, junto al negro y rojo intemporales, o a sus diseños. No sólo encontramos las clásicas de charol, también las hay de tela y denim, monocromos o con rayas, al estilo navy.

bailarina ferragamo charol

 

bailarina ferragamo denim

 

 

bailarina ferragamo charol negro

 

Desde luego estos zapatos de Ferragamo son muy bonitos pero tienen un pero, como siempre el precio: las bailarinas más baratas valen 398 euros. ¿Os gustan estos zapatitos?

Fuente e imágenes| Salvatore Ferragamo

Sin Comentarios

Deja tu comentario